El Chef Eduardo nació en Acapulco, donde aprendió a disfrutar de la frescura de los ingredientes del mar. Vivió un tiempo en Tailandia, lo que lo influyó a combinar las dos culturas gastronómicas. El picor no es algo ajeno a los mexicanos, pero es algo distinto en la comida tai. Esto es lo que hace que la combinación sea especial y diferente al paladar.

 

VUELVE A LA VIDA

Tintes del mar con una variedad de mariscos, por ejemplo, callo de media luna de Sinaloa y caracol de Ensenada. También trae un poco de pulpo y hamachi, que le da un toque muy suave a la consistencia del platillo. Está mezclado con una salsa hecha con té limón, diferentes chiles y un poco de jugo de limón.

 

 

CHABLIS LOUIS LATOUR

Originario de la región de Chablis, al norte de Borgoña, Francia. La uva es Chardonnay 100%. Lo distingue el suelo que posee conchas marinas que reflejan una mineralidad importante en el vino. Sus notas cítricas combinan excelentemente con el picor del platillo.

Suscríbete

Obtén los aspectos más destacados, noticias, invitaciones y tips del ecosistema emprendedor en tu correo electrónico.

You May Also Like

Las mejores arquitectas mexicanas del siglo XXI

Todas ellas han deslumbrado con sus atmósferas arquitectónicas, resignificando la belleza espacial…

El valor económico real de los Premios Oscar

A nivel cultural los Premios Oscar tienen una importancia social, pero, en…

Un día siendo chef de restaurante de mariscos

Descubre a Nacho Aceves Beltrán, el chef que da vida a los platillos marinos que ofrece el restaurante Santo Mar Arboleda.

Eduardo Bujaidar recomienda

Retos que llevan al éxito Socio fundador de la Oficina de Convenciones…