Quizás con frecuencia te encuentras soñando en ser el creador del próximo producto o servicio que marque un parteaguas en la forma de hacer las cosas al estilo de empresas como Apple, Google, Amazon o Tesla, o lo tuyo sea aumentar las ventas de tu negocio; en cualquiera de los casos, la clave está en que tu negocio sea capaz de servir a una gran cantidad de personas.

El diseño centrado en el humano (UCD) es el conjunto de prácticas y herramientas creadas con el propósito de facilitar el conocimiento de lo que desean las personas y determinar qué es lo más técnico y económicamente factible de implementar en tu empresa o proyecto de emprendimiento.

Fue creado de una forma tan intuitiva que hasta las personas que nunca han oído hablar de él, son capaces de usarlo para encontrar soluciones poderosas.

Las personas siempre han sido los expertos

UCD no ofrece soluciones directas, sino que más bien te da las herramientas para que puedas descubrirlas por ti mismo, por esto plantea tres actividades cruciales para conseguirlo, las cuales a su vez les corresponde un conjunto de prácticas para llevarlas a cabo.

Fase Escuchar:  Etapa de investigación. Dedícate a escuchar las historias de tus clientes y prospectos.

Método(s) para realizarlo

  1. Crear el perfil de usuario de las personas con quienes es preciso hablar: Genero, edad, ocupación, localidad, etc.
  2. Entrevistas individuales o grupales

Crear: Etapa de prueba y error. Trabaja en la transformación de lo que escuchaste para convertirlos en prototipos y oportunidades. Es tu momento de ser creativo.

Método(s) para realizarlo

  1. Identifica coincidencias
  2. Extraer ideas claves

Implementar: Etapa de planeación. Enfócate hacer todo lo necesario: planeación de costos, modelado y, logística, para que entre al mercado y genere ganancias lo más pronto posible.

Método(s) para realizarlo

  1. Diseña un modelo sustentable
  2. Planea una agenda de pilotos e iteraciones

¿Lean, Agile o Design Thinking?

A través de la construcción de tu proyecto, necesitarás elegir el o las metodologías para ejecutarlo las cuales pueden ser:

Agile

Infinidad de cosas pueden cambiar en el curso de cualquier proyecto; por ejemplo: Las condiciones del mercado o la economía puede alterar los hábitos de consumo del cliente o sus necesidades.

Para lidiar con esto, Agile se basa en trabajar en ciclos cortos y pausar al final de cada ciclo para reflexionar sobre lo logrado, y estar listos para cambiar sobre cualquier plan previsto.

Lean

¿Podemos comprobar que es lo que realmente necesita el consumidor? mediante la creación de un MPV – Producto mínimo producto viable – puedes minimizar los riesgos y determinar cuál es la menor cantidad de trabajo que debes hacer para materializar tu idea.

Si tu respuesta es negativa, debes descontinuar lo que estás haciendo y volver a empezar, hasta que encuentres una ruta positiva hacia la creación de tu producto y servicio.

Design Thinking

Aprende a tomar una perspectiva en favor del cliente para quien se está construyendo de tal forma que se puedan entender las necesidades principales que se están tratando de satisfacer.

¿Cuál de las 3 es mejor?

Mientras más enfoques a tus equipos de trabajo a satisfacer las necesidades de los consumidores, colaborar efectivamente, y lograr mejora continuamente, no importará qué metodología emplean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete

Obtén los aspectos más destacados, noticias, invitaciones y tips del ecosistema emprendedor en tu correo electrónico.

You May Also Like

¿Tu empresa es un taxi o un Uber?

¿Cuándo fue la última vez que tomaste un taxi? Seguramente luego de…

Reservaciones online

La mezcla de la inteligencia colectiva y la tecnología nos ha dado…

Oportunidades de negocio para tu empresa

De profesión contador público, hace 19 años Beto Galván funda Indux Advisors,empresa…

¿Rotación de personal? Cómo evitarla…

Escuchar y adaptarte a las necesidades de las nuevas generaciones es la respuesta a la constante rotación de empleados.