En un contexto de incertidumbre ante la volatilidad del mercado y el estancamiento económico a nivel mundial, una de las alternativas para esquivar y sobrepasar la crisis económica y financiera es el impulso e inversión a la innovación y el emprendimiento.

Según distintas métricas de competitividad y rentabilidad, el que instancias de gobierno, incubadoras y aceleradoras apuesten por el fortalecimiento de empresas establecidas y de nueva creación, enfocadas en la innovación y la adaptación de la tecnología, motiva el desarrollo de nuevas startups, -empresas normalmente relacionadas con el mundo tecnológico-. El procurar específicamente el brote y supervivencia de estas empresas abre la puerta al crecimiento exponencial de empleos, el desarrollo de la industria de alta tecnología y el fortalecimiento de cadenas de proveeduría.

“En la medida que se vayan generando nuevas empresas con base tecnológica, como productos y servicios innovadores, nos va a permitir tener un mayor número de compañías y eso puede aportar y apoyar a la economía de los estados”, expresó, Oswaldo García Arana, Director General de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti) de Occidente.
De acuerdo con la Organización para el Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), en inversión innovadora, México ocupa el lugar 79 de 141 países estudiados en 2013. Sin embargo, en los últimos años, estados como Nuevo León, Jalisco y el Distrito Federal han crecido en este rubro logrando colocarse en los tres primeros lugares del Índice Nacional de Innovación.
A diferencia del DF y Nuevo León, Jalisco se ha coronado como un eje de innovación importante para México y América Latina, logrando bautizarse como el “Silicon Valley mexicano”, al impulsar proyectos como Ciudad Creativa Digital, ser sede de eventos como Campus Party y México Drone Festival, y ser un estado con gran atracción de capitales foráneos.

En la tierra del mariachi y el tequila hay cerca de 600 compañías de desarrollo de software, industria electrónica, tecnologías de la información y proveeduría, según datos de la Canieti, quien, desde hace tres años lleva a cabo el programa Células de Innovación impulsando a más de 40 proyectos emergentes y apoyando a más de 14 empresas y 200 alumnos.

Ante el inestable entorno económico, debemos optar por alternativas. La inclinación por  el emprendimiento innovador debe contemplar el mejoramiento de programas de capacitación para la validación de ideas, la promoción de las mismas, el financiamiento de nuevos proyectos y apoyo al capital de empresas ya establecidas.

 

Suscríbete

Obtén los aspectos más destacados, noticias, invitaciones y tips del ecosistema emprendedor en tu correo electrónico.

You May Also Like

¿Tu empresa es un taxi o un Uber?

¿Cuándo fue la última vez que tomaste un taxi? Seguramente luego de…

Universidad Iberoamericana León

“La verdad nos hará libres” Heredera de la tradición de la Compañía…

Mexicanos que conquistaron CES 2019

Año tras año, se realiza la convención de tecnología más importante del…