Es un hecho que las nuevas tecnologías han cambiado nuestra vida en muchos sentidos: social, laboral,económico, acceso a la información, de entretenimiento, consumo, etc.  Todavía hace algunos años ni siquiera el internet era accesible para todos, sin embargo, en la actualidad es inconcebible trabajar o andar por la calle sin una conexión al mundo digital.   

Incluso hoy es posible trabajar desde cualquier lugar que cuente con conexión eléctrica e internet, para el mundo actual gracias a la era digital ya no existen fronteras.

El desarrollo de las tecnologías ha sido sorprendente en los últimos años, según INEGI, existen en México 81 millones de usuarios de teléfono celular, y más de 71 millones de personas tienen acceso a internet, lo que representa el 63% de la población del país. 

Por lo que el desarrollo social marca un antes y un después del uso del internet.   Hoy felicitamos y damos abrazos virtuales en los cumpleaños, jugamos en línea con gente de cualquier parte del mundo, y nos mantenemos comunicados al momento con familiares y amigos las 24 horas del día.

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo las nuevas tecnologías nos facilitan la vida diaria, pero ¿qué hay del turismo?   

Uno de los sectores que precisamente se ha visto más influenciado por la nueva era digital; es el Turismo, se dice incluso que las agencias de viaje tradicionales tenderán a desaparecer, y la profesión de “agente de viajes” es el número uno de la lista de profesiones que quedaran obsoletas en los próximos 10 años, según la revista Merca 2.0, aunque para mí la calidez y la experiencia jamás podrán sustituir a los buscadores globales de viajes.

Y a pesar de que las páginas y aplicaciones especializadas ganan cada día más terreno en el mundo de las reservas de viajes, ya que estos sitios online le permiten a cualquiera tener información de primera mano sobre los hoteles, aerolíneas y turoperadores, quienes en teoría ofrecen descuentos considerables y promociones sin intermediarios,también suponen un dolor de cabeza para los internautas ya que el proceso requiere tiempo y los usuarios terminan ahogados en un exceso de información.

Al final cada vez más agentes de viaje, terminan por convertirse en los salvavidas de los viajeros que ofrecen soluciones y atención personalizada que difícilmente podrán igualar al internet, ante cualquier cancelación, error de reserva o problema lejos de casa, no hay como la voz familiar de nuestro agente de viajes, que nos tranquiliza y nos brinda ayuda al momento, en comparación con las maquinas contestadoras, en donde el solo hecho de elegir la opción correcta representa casi una odisea.


¡Sigue a Rodrigo Gutiérrez en Facebook!

Suscríbete

Obtén los aspectos más destacados, noticias, invitaciones y tips del ecosistema emprendedor en tu correo electrónico.

You May Also Like

Fruto de la imaginación y el diseño

Según el ranking de El Universal de las Mejores Universidades de Arquitectura…

Amor consumista, una oportunidad de crecimiento económico

Una de las fechas más esperadas por los enamorados se convierte en una oportunidad de crecimiento para los negocios.

Lo que más consumimos los mexicanos durante el Super Bowl

El Super Bowl (SB) no solo es uno de los eventos deportivos…

Checklist para una cena romántica en balance

Si tu plan considera una cena romántica o reunión con amigos, hay…