Claudio Kendall, Fundador de DiSí
Claudio Kendall, Fundador de DiSí

El 65% del financiamiento de la actividad comercial en México lo dan los proveedores.

Un banquero de carrera cuyo destino lo llevó a trabajar no sólo en grandes financieras mexicanas, sino también extranjeras en 2010 decide emprender ayudando a las PyMEscon lo que mejor sabe hacer.  

En la época del surgimiento de Banco Azteca, a Claudio Kandel le tocó desarrollar un banco de cero a un mercado que aún no era atendido por las financieras de aquel entonces. 

La necesidad de financiamiento que tiene el país es significativo, pues las PyMEs requieren financiamiento para sus cuentas por cobrar.      

Nace la empresa de factoraje electrónico 

A mediados de 2010, Claudio decide iniciar ésta empresa viendo que el desarrollo y la implementación legal de la facturación electrónica era inminente, por ello crea DiSí. 

Las pequeñas y medianas empresas tienen dos grandes retos, el primero es vender y ganarse la preferencia de sus clientes. Entonces el segundo problema, la cobranza y el flujo de efectivo

“Con la facturación electrónica podemos hacer una plataforma digital en donde el empresario sube su factura por cobrar, con nuestra tecnología se validar en tiempo real en el SAT y permite convertir esa factura en dinero en efectivo”

Claudio Kandel, Fundador de DiSí

Acciones ante el riesgo 

Éstas soluciones conllevan un riesgo de crédito, por ello la principal característica debe ser la confianza, la cual sólo se obtiene conociendo a las personas. 

Para ello “En DiSí hemos hecho una metodología de análisis de crédito en donde nos apoyamos para conocer la calidad económica y la calidad moral de a quién puede acceder a la plataforma, para poder acceder a este tipo de producto” dice Kendall.

Esto significa que mediante un análisis de crédito enfocado a pequeñas y medianas empresas se  puede conocer su alcance de producción. 

Requisitos para ser aprobado 

Las empresas deberán estar debidamente constituidas ante el SAT, que puedan facturar.

Debido al segmento al que va dirigido DiSí, las líneas van más o menos entre medio millón de pesos hasta cuatro millones de pesos. 

“La idea realizar una primera evaluación que tarda 24 horas con la cual podemos decirles si su empresa califica en base a algunos parámetros”, detalla Claudio.

Una vez teniendo esa primera evaluación y con base a la información que previamente dió la empresa se determina el monto de la línea de crédito, la cual puede usar como revolvente para poder financiar sus cuentas por cobrar. 

El proceso de aprobación va de una a dos semanas. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo que necesitas saber en 5 min

Resumimos las noticias más relevantes de negocios y emprendimiento para que empieces bien la semana.

You May Also Like

La alimentación real es la base de la salud

Dos nutriólogas, una historia. Ellas buscan educar en nutrición y Nutness es la prueba viviente de ello (y deliciosa también)

¿Buscas un espacio de trabajo flexible? COMUNAL

La colaboración e interacción entre las personas es una de las formas más potentes de creación y crecimiento.

Nueva comunidad de mensajeros

Un emprendimiento que surge en Colombia y se encuentra conquistando otros países de latinoamérica con sus mensajero.

Última milla financiera

Existe en el mercado una necesidad de poder llegar hasta la puerta del cliente y realizar una validación del domicilio para la realización de la cobranza.