Cuando hablamos de la huasteca veracruzana, nos referimos a la región del norte de Veracruz y sur de Tamaulipas. De esta zona surge una de las cocinas más tradicionales y ricas de nuestro país. Esta comida huasteca se destaca porque se utilizan ingredientes como frijoles negros, plátano macho, semillas, chiles, queso molido, cecina y crema. El maíz es la base de sus platillos típicos, entre los que se encuentran las estrujadas, los bocoles, las migadas y las enchiladas.

En esta cocina, las enchiladas no son las que imaginas elaboradas con tortilla roja y rellenas de queso blanco. En realidad, las enchiladas de esta región se preparan con tortillas recién hechas a base de nixtamal, que generalmente no se pasan por aceite, no llevan relleno y se bañan o enchilan en una o varias salsas de tu elección. Pueden ser acompañadas con cecina, frijoles, queso molido y unas rebanadas de aguacate.

Nuestro equipo editorial asistió al restaurante El Lindero, cuya especialidad son estas enchiladas, y nos explicaron…

Cómo personalizar tus enchiladas:

  1. Definir el tamaño: orden completa (6 piezas), media orden (3 piezas) o individual.
  2. Elegir si las quieres con o sin cecina. Puedes agregar un relleno adicional, por ejemplo, queso, pollo o huevo.
  3. Seleccionar la salsa o salsas de tu preferencia.

Durante nuestra visita, conocimos también otro platillo tradicional: el zacahuil. Es un tamal gigante de maíz martajado, mezclado con manteca, chiles y especies. Se rellena con trozos de carne de cerdo o pollo y se envuelve en una cama de hojas de plátano. En el restaurante lo preparan con un proceso artesanal que, por su tamaño, se lleva varias horas de cocción.

 

En 1961 Doña Chefina Cruz comenzó a vender su primer orden de enchiladas a un trailero que buscaba dónde comer en el kilómetro 121 de la carretera Tuxpan-Tampico, en Ozuluama, al norte del estado de Veracruz.

Al comensal le gustó tanto que corrió la voz entre sus colegas y gente de la zona de las ricas enchiladas que se encontraban en EL LINDERO de la carretera. Muy pronto, la gran demanda logró que el restaurante EL LINDERO oficialmente abriera. El establecimiento llegó a Monterrey hace 4 años y se estableció en la colonia Obispado. El año pasado abrió una segunda sucursal en la colonia Las Brisas. Las recetas originales se respetan al traer los ingredientes, todas las semanas, desde Ozuluama.

Suscríbete

Obtén los aspectos más destacados, noticias, invitaciones y tips del ecosistema emprendedor en tu correo electrónico.

You May Also Like

¡Llévele, llévele! Festivales en México

A todos nos ha pasado más de una vez que sacrificamos algunas…

La importancia de las mujeres en las empresas

Hace 98 años, cuando se creó la Organización Internacional del Trabajo (OIT),…

Beneficios del colágeno en deportistas

La práctica constante de ejercicio ofrece diversos beneficios a la salud, sin…

Mesa redonda: El futuro de la educación (P1)

Líderes de opinión en la educación de diferentes institutos de Nuevo León dan su opinión sobre el futuro de la educación en México.