El término cultura está cada vez más presente en el lenguaje organizacional. El cambio de paradigma del Capital Humano que viene de un enfoque administrativo-operativo a uno estratégico ha impactado no solo a las áreas encargadas de la gestión del personal y del talento, sino que se ha permeado a lo largo de la organización haciendo que líderes y colaboradores trabajen día con día para construir, mejorar y/o mantener su cultura laboral.

La influencia de la cultura laboral

La cultura laboral es el conjunto de comportamientos, valores, hábitos, ritos, símbolos y en lenguaje que en su conjunto se comparte a lo largo de la organización, que, a su vez, forja la identidad y el ADN de esta.

A su vez, la cultura impacta en el ambiente laboral que se crea a partir de todas las interacciones que se viven en el día a día. Como puede verse, la cultura es algo que no puede perderse de vista.

Las organizaciones podrán apostar en la inversión de tecnología, procesos sofisticados, u otro tipo de metodología que impacte en el negocio.

Sin embargo, no hay que olvidar que son las personas y su talento, quienes determinarán el éxito de todo este tipo de inversiones dentro de la organización.

Dejar de lado el tema de la cultura, así como de aspectos que influyen directamente en la misma como: el liderazgo, la confianza, y la valoración de las personas; trae el riesgo de que el éxito en la implementación de los procesos y el alcance de los objetivos de negocio no sea sostenible.

También te puede interesar leer: Great Place To Work anuncia los 100 mejores lugares para trabajar en materias de diversidad e inclusión

Cuando la cultura organizacional se enfoca solamente en los resultados, se corre el riesgo de tener un alcance cortoplacista; y los colaboradores impulsados por el temor a una alta competencia interna podrían atraer como consecuencia un ambiente de trabajo hostil, factores de riesgo psicosocial y perjuicios en la salud.

A nivel organizacional, puede repercutir en alta rotación voluntaria, altos costos de reemplazo, aumento en los costos por enfermedades, ausentismo, un alza en el índice de mermas e indicadores culturales afectados, como en el nivel de compromiso y la colaboración, por ejemplo.

Ventajas de tener una cultura organizacional

Fomentar culturas de Alta Confianza asienta las bases para la colaboración, innovación y compromiso que impulsan el éxito sostenible de la organización en el mercado.

Las ventajas de este tipo de culturas es que integran el pensamiento estratégico en los colaboradores, y facilita el enfoque en el mercado y en indicadores de medición, a través de una sana y sólida comunicación con sus líderes.

Además, los anima a tomar riesgos, aprender de los errores e innovar en aras de crear organizaciones cada vez más ágiles e inteligentes.

Sumémonos a este cambio de paradigma e impulsemos en las organizaciones la valoración de la cultura organizacional, que nos permita crear mejores negocios maximizando el talento humano, y contribuir a hacer de México, el mejor país para trabajar PARA TODOS.

Por: Jennifer Amozorrutia / Corporate Affairs director / Great Place to Work® México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo que necesitas saber en 5 min

Resumimos las noticias más relevantes de negocios y emprendimiento para que empieces bien la semana.

You May Also Like

Llegará el día de compartir ideas: SID 2019

Se reunirán más de 1,000 jóvenes a compartir ideas en SID 2019 en el Teatro de la Ciudad de San Nicolás, el próximo 7 de diciembre

Vive en armonía con esta plataforma

Kolonus, es una plataforma móvil que permite a los residentes tener control total de lo que sucede en su comunidad facilitando la comunicación.

¿Cómo aguantar los golpes del emprendimiento sin morir en el intento?

Gary Vaynerchuk, co-fundador y CEO de Vaynermedia, entre otros destacados conferencistas, compartirán sus experiencias en el marco del festival INCmty 2019.

El Regio que ayudó a crear Google

Hace 30 años salió de México, asesoró a los fundadores de Google haciendo crecer el proyecto y aprendemos todo esto del gran científico Héctor García Molina