Al margen de los beneficios de las manifestaciones culturales en el desarrollo armónico de las ciudades y sus comunidades, así como los impactos en las economías, el arte en sus distintas variaciones y manifestaciones tienen un impacto en nuestra salud más allá de una sonrisa o sensación de bienestar.

Algunos ejemplos

El estudio “Neural correlates of viewing paintings: evidence from a quantitative meta-analysis of functional magnetic resonance imaging data”, realizado por la Universidad de Toronto, encontró que cuando observamos pinturas y nos formamos una opinión de ella (me gusta, no me gusta, no la entiendo, etc.), nuestro cerebro activa varias áreas, por ejemplo, áreas relacionadas con el reconocimiento de objetos y escenas así como áreas relacionadas con las experiencias emocionales.

¿Te gusta la música? Deberías entonces estudiarla y practicarla, pues las  investigaciones demuestran que si los niños y niñas están expuestos a una formación y educación musical, tendrán mayores habilidades matemáticas, así como de lenguaje y comprensión al leer, uno de los temas donde más debilidades encontramos actualmente.

Así quien toque el piano, por ejemplo, y acorde al mismo estudio, tendrá que tener  una mejor postura corporal y sus respuestas cuerpo – mente serán más rápidas y efectivas, pues se incrementa la conectividad entre las áreas sensorial y motora del cerebro.

Algo muy importante, quienes estamos expuestos al arte, quienes leemos, quienes lo disfrutamos, tenemos mayores niveles de tolerancia que quien no lo hace y además, cuando apreciamos y disfrutamos de alguna manifestación cultural, nuestro cuerpo segrega y libera las mismas sustancias que… ¡cuando estamos enamorados!

 

Diversos estudios lo demuestran, el arte tiene efectos en nuestra salud física y mental, y lo más importante, es que los efectos aumentan cuando no solo lo apreciamos, sino que creamos  y hacemos arte y no, no importa que tus dibujos sean de bolitas y palitos, o que cuando toques la  guitarra desafines un poco, en el arte, para muchos, me incluyo, lo más importante no es necesariamente crear y lograr una “obra maestra”, es más bien  disfrutar y gozar del proceso de creación, así que ¡más arte en tu vida!

 

¡ Sigue a Felipe Reyes en Facebook!

Suscríbete

Obtén los aspectos más destacados, noticias, invitaciones y tips del ecosistema emprendedor en tu correo electrónico.

You May Also Like

Mujeres contra la misoginia

Existen mujeres que han dado un paso al frente y retado tanto a la autoridad como al statu quo para de esta manera provocar un cambio.

Una solución para el aprovechamiento de agua

Alternativas para México “Podemos pensar en la importancia de buscar alternativas, propuestas…

Mesa redonda: El futuro de la educación (P5)

Líderes de opinión en la educación de diferentes institutos de Nuevo León dan su opinión sobre el futuro de la educación en México.

El sector gastronómico 2019

La nueva era en el sector gastronómico, donde los comensales toman conciencia…