Médica Santa Carmen surgió porque 1 de cada 2 mexicanos que tiene insuficiencia renal crónica no tiene acceso a tratamiento, por lo que nació para brindar este bienestar de vida a estas personas que de otra manera les dirían que tienen una enfermedad crónica terminal con tratamiento y aún mejor transplante, los pacientes pueden vivir sanos, productivos y felices. Igualmente creen en la prevención y detección temprana de la enfermedad, por lo que cuentan con consultorio y laboratorio para dar el mejor y más completo servicio a sus pacientes.

Fundada en el 2011 en Querétaro y hoy por hoy se encuentran en San Juan del Río y San Miguel de Allende con un plan de crecimiento “radial regional” en su visión de este proyecto con ambiciones nacionales, que incluye la adquisición y construcción de más clínicas.

Vieron que había una carencia en servicios médicos independientes de hospitales, notaron la necesidad, resolvieron la manera innovadora de brindar el servicio dando un valor agregado y vieron que era un negocio viable, siendo la parte económica un resultado pero no el fin.

No buscan ser una clínica más de hemodiálisis, sino que buscan ser un factor de cambio en el servicio médico y tener un impacto social. Los diferencía la excelente calidad del tratamiento, el trato digno a sus pacientes y familiares, cumplir con todas las leyes y normas, así como sus espacios limpios, eficientes y amigables. Uno de sus lemas operativos es SERÉ: seguridad, experiencia, resultados clínicos y economía.

Tienen 80 colaboradores que logran un trabajo complicado tanto por las cuestiones técnicas como lo es el canalizar a un paciente y el funcionamiento de la máquina, como por las personas e historias que conocen y que logran darle un trato humano y cálido.

“Somos tan buenos como nuestro último tratamiento”

En tecnología han implementado en muchas partes, son de las pocas clínicas que llevan un expediente electrónico y 100% digital desde el 2013 todas las sesiones se guardan en una Tablet, desde los auxiliares de limpieza hasta los directivos están capacitados para poder recibir a un paciente y llevar sus datos correctamente. De igual manera cuentan con la planta de agua más innovadora de Latinoamérica.

Aunque Andrés es Ingeniero, ya se considera un profesional de la salud gracias al estudio constante que ha realizado para poder llevar adelante su proyecto Médica Santa Carmen. 

El emprender es un estilo de vida, a veces suena glamouroso pero en la realidad es un estilo de vida que mientras uno tiene el compromiso los 365 días del año puedes estar trabajando un domingo y descansando un martes, pero depende de uno mismo, de su compromiso, de su organización y de cómo pueda llevar sus tiempos. Nos comenta que es vital desconectarse a veces, aunque hay días que es difícil porque se “pica” y quiere más, convivir con su familia y practicar deporte, así como la aviación que es su hobby.

Un gran reto es siempre vigilar la transparencia, en su caso por su colaboración con gobierno es muy importante. Trabajan con el Seguro Social, lo cual en su experiencia llevan altos estándares que no son fáciles de cumplir pero como Andrés nos menciona “si obras bien te va bien”.  De igual manera, el contar con liquidez en un negocio al poco tiempo de empezar es complicado, sin embargo Médica Santa Carmen cuenta hoy en día con una inversión institucional, con el apoyo de Grupo Bursátil Mexicano, el fondo de inversión Antoni-Lelo de Larrea ALLVP y Nacional Monte de Piedad. Médica Santa Carmen es también una empresa de impacto social y busca que a lo largo del camino puedan mantener la esencia por la cual nacieron, el ayudar a ese 1 de cada 2 mexicanos que no tiene acceso al tratamiento.  Andrés considera que para que un negocio pueda crecer y pasar al siguiente nivel es básico institucionalizarse, incluso si son grupos familiares es importante tomar este paso.

Su crecimiento va dirigido a consolidarse en el Bajío, aunque tienen una visión nacional pero buscan ir creciendo ordenadamente poco a poco. Quieren llegar a todos los municipios del país posible para que la gente no tenga que desgastarse horas para poder tener su tratamiento. Tienen la idea de estar cerca de todos y que en lugar del que el paciente vaya a la máquina, que la máquina vaya al paciente y traer a México la hemodiálisis en casa. 

Reconocimientos:

  • Están nominados al Emprendedor del Año de entre 27 emprendedores.
  • Certificados ISO 9000.
  • Certificación del Consejo de Seguridad Nacional.
  • Rating de B-Corporation GIIRS reconocimiento internacional por estar orientados a brindar un servicio sano, seguro, con impacto en el medio ambiente y responsabilidad social.

¡Lee la entrevista completa en línea o busca tu revista impresa!

 

 

Suscríbete

Obtén los aspectos más destacados, noticias, invitaciones y tips del ecosistema emprendedor en tu correo electrónico.

You May Also Like

Sara Sofía: emprendiendo con creatividad

La limpieza y la creatividad del trabajo de Sara Sofía la ha…

Impulsan a emprendedores en tecnología y software

Ayudan a que las Start Ups enfocadas en tecnología y desarrollo de software tengan éxito en su camino.

Lo que tu ADN dice de ti

Desde hace tiempo los sistemas de salud han ido prestando especial atención…

Alimentación sana al alcance de tu Smartphone

Lograr mantener un consumo de alimentos saludables es cada vez más fácil con la ayuda de aplicaciones móviles como #TEACH, generada por estudiantes de la UANL